A ellas se les conoce científicamente como «Pancratium Maritimum L», y popularmente como Lirios de Mar. 
















No vamos a complicarnos la vida dándoles su auténtico nombre científico. Son,  simplemente, «caracolillos de playa».


Durante los meses de estío suelen compartir emplazamiento en los arenales próximos a algunas de nuestras playas. Si bien, a diferencia de los caracolillos, los Lirios de Mar son una especie protegida por su escasez y belleza, ambos forman parte de ese amplio mundo de pequeños seres que nos rodean, y en los que de forma casual depositamos nuestra vista sin prestarles mayor atención aunque formen parte del verano de cada uno de nosotros.

Esta entrada fue publicada en Caracolillos, Flora, Lirios de Mar, Pollensa, Verano. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a

  1. Rosana dijo:

    Sorprende las condiciones tan duras que tienen y lo bellos y delicados que son. La Naturaleza no deja de sorprendernos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *