Mirar, mirar … y de repente ver

“Mirar, mirar activamente y con ello, de repente, ver.”  Dice  Win Noordhoek en su libro Composición en la fotografía de color. Sin embargo, yo añadiría un paso intermedio: Mirar, contemplar y ver. Empezamos mirando, pero necesitamos parar, parar para ” comtemplar ” lo que miramos y poder llegar a descubrir lo que vemos …

Respiremos hondo y seamos capaces de descubrir a través de la contemplación lo que ante nuestros ojos surge …

 el detalle en un jardín …   


un campo de amapolas …


un cerezo en flor …
Esta entrada fue publicada en Amapolas, Cerezo, Flora, Primavera, Win Noordhoek. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mirar, mirar … y de repente ver

  1. Rosana dijo:

    Y cuando por fin después de mirar, al fin ves … no tiene precio, esa sensación de alegría, como si hubieses descubierto un tesoro. Y por supuesto las ganas de seguir viendo y descubriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *